CHAPA

Manten la chapa de tu vehículo en perfecto estado

Mantener la chapa de tu vehículo en perfecto estado es algo que busca cualquier dueño de un vehículo con un mínimo de responsabilidad. Primero, porque la carrocería en perfecto estado da una imagen buena y completa de lo que es nuestro coche; segundo, porque una carrocería impecable mantiene el valor de mercado de nuestro vehículo entre los valores más altos posible. Sin embargo, las inclemencias del tiempo, la intemperie y factores externos que estropeen el metal, hacen que corremos peligro de sufrir la corrosión.

Los impactos del coche contra otros vehículos, o contra paredes y columnas, crean abolladuras que se traducen en un aspecto descuidado en la carrocería. Si el golpe ha sido muy fuerte, para que el remedio no sea peor que la enfermedad, lo mejor es acudir al taller.

Lo cierto es que los golpes de carrocería y rozaduras en la pintura de nuestro vehículo son un verdadero problema, pero más aún cuando nosotros tenemos que pagar el arreglo. Pero a pesar de que seamos nosotros los que tenemos que pagar el arreglo de nuestro vehículo es importante que tengamos en cuenta que nuestro coche necesita estar a la orden del día y no solo por un simple fallo estético. Cuando nuestro coche lleva un golpe es probable que haya un deterioro en ciertas partes de la carrocería, la cual es la “armadura” del vehículo que nos protege de los golpes en caso de accidente. Si la carrocería ha sufrido un golpe y no lo hemos visto es probable que se haya deteriorado y en próximos golpes podría no cumplir tal y como debe hacerlo.

fotografia de un coche reparando la chapa
consejos de chapa